Gregal

Badalona

Promoción en proceso de construcción – Prevista la entrega el 2º trimestre de 2022.

Edicici Gregal son 80 viviendas de alquiler social asequible sobre un derecho de superficie de 75 años que están situadas en la ciudad de Badalona. Con pisos de 1, 2, 3 y 4 dormitorios; todas ellas contarán con plaza de aparcamiento y trastero. Estos elementos le confieren a la vivienda un valor añadido, puesto que en el caso de los trasteros representan una ampliación de la superficie del piso para almacenar todos aquellos enseres de uso puntual (bicicletas, material de esquí, maletas, etc.).

Situado en la calle Gregal de Badalona, Edifici Gregal forma parte de un nuevo desarrollo que integra también la construcción del Edifici Llevant (56 viviendas de protección oficial en venta – ya adjudicados), la urbanización de una nueva plaza a la que da el edificio, un CAP y más de 4.500 metros cuadrados de superficie comercial.
Edificio Gregal forma parte por lo tanto de un proyecto de ciudad que enlaza los barrios residenciales de Montigalà y Bufalà de la ciudad de Badalona, está situado muy cerca del Centro Comercial Montigalà, y tiene unas excelentes comunicaciones con Barcelona.

Además, la promoción contará con calificación energética A y todas sus viviendas serán accesibles y fácilmente adaptables.

El proyecto se acoge en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 con las correspondientes subvenciones para poder ofrecer social alquiler asequible a 7€/m² útil/mes.

Calificación energética A

Edifici Gregal contará con la certificación de calificación energética A que otorga el Institut Català d’Energia de la Generalitat de Catalunya (ICAEN). Una de las características que le ha valido esta certificación es el sistema de aerotermia del edificio que se emplea para la producción de agua caliente sanitaria y calefacción con bomba de calor.

Además, el edificio dispondrá de un gestor energético que permite un ahorro de energía y supone una importante reducción de las emisiones CO₂ a la atmósfera, contribuyendo así a minimizar el impacto del edificio en el medio ambiente. El gestor energético también se traduce en numerosas ventajas para el usuario: más espacio dentro de la vivienda, mantenimiento preventivo, instalaciones que se mantienen en perfecto estado de funcionamiento y que por lo tanto alargan su vida útil, etc.

Esto, junto al uso de placas fotovoltaicas y el aislamiento térmico de fachadas y ventanas, permite al edificio un importante ahorro de energía y numerosas ventajas para sus inquilinos.