Terral

Sitges

En proceso de construcción

Terral es una promoción situada en Sitges; en las calles Felip Font i Falp i Acàcies. Esta zona de nuevo desarrollo urbanístico en el municipio se encuentra entre las urbanizaciones de La Plana, Santa Bàrbara y Vallpineda.

La promoción Terral la conforman 4 edificios de planta baja más tres pisos. Un total de 62 viviendas de 2 y 3 dormitorios con superficies útiles que van de los 57 a los 83 m².

Las zonas exteriores son un valor añadido de la promoción ya que todos los pisos cuentan con importantes patios o terrazas con superficies entre los 12-14 m². Unos espacios que ofrecen una zona más de la vivienda donde hacer vida durante las estaciones de buen tiempo.   

Las viviendas de Terral cuentan también con una plaza de aparcamiento y un trastero de 8 m² en el mismo edificio. Los trasteros suponen una liberación de espacio en la vivienda porque permiten almacenar todos aquellos enseres de uso puntual (bicicletas, material de esquí, maletas, etc.).

Calificación energética AA

Terral dispone de diferentes sistemas de ahorro de energía que minimizan las necesidades energéticas de las viviendas y gracias a las cuales, tiene una certificación energética A, tanto para emisiones CO2 como para gasto energético.

En primer lugar, los edificios cuentan con bombas de calor comunitarias con aerotermia para la producción de Agua Caliente Sanitaria y Climatización (aire frío y caliente); elementos que suponen un gran rendimiento energético y una reducción de las emisiones de CO2. Las bombas de calor se alimentan también por placas solares fotovoltaicas.

En cuanto a la volumetría del edificio, se ha minimizado el gasto térmico optimizando las distribuciones; por ejemplo, intentando reducir las zonas de paso, diseñando las viviendas con formas más cuadradas y aprovechando al máximo la fachada. Asimismo, se ha añadido un sistema de control térmico a través de la instalación de celosías en los balcones, es decir, colocando más en orientación sur para proteger del sobrecalentamiento de la vivienda y de manera puntual en la fachada de orientación norte.

El edificio también tiene un sistema de aprovechamiento de aguas pluviales para el riego, aislamiento térmico de elevada calidad y ventilación cruzada en las viviendas, permitiendo así la renovación de aire y la luz solar en todos ellos.